Ya disponible mi libro sobre las leyes en los deportes electrónicos

e-Sports

Los electronic sports (abreviado como e-Sports) o deportes electrónicos son competiciones organizadas de videojuegos en las que distintos jugadores (proplayers), como parte de un club, compiten entre sí dentro del marco de un determinado evento presencial u online con el objetivo de derrotar a sus rivales y obtener una recompensa económica y/o un trofeo de ganador.
 

Una definición muy completa que, sin embargo no refleja ni de lejos lo que son los e-Sports ni el impacto mediático que están teniendo en nuestra sociedad.
 

Y es que si nos fijamos en sus estadísticas, en 2016 la cifra de entusiastas (personas que directa o indirectamente siguen los deportes electrónicos) de los deportes electrónicos se estimaba en unos 148 millones de personas en todo el mundo. Una cifra que se va a superar en breves puesto que cada vez son más las personas que siguen a los e-Sports y quedan impactados por su la pasión que transmiten. Además, toda esta vorágine mediática logró a que, en 2015, los e-Sports alcanzaran la tremenda cifra de 747 millones de dólares en ingresos totales contando entre contratos de esponsorización, premios, merchandising o venta de tíquets para los eventos presenciales.
 

Pero no solo son impresionantes sus cifras. En los eventos, ferias o competiciones que consiguen sacar al público del ambiente online en el que han vivido los e-Sports y llevarlos al terreno físico, hay colas para comprar tíquets y los locales se llenan de personas vestidos con el merchandising de sus equipos y jugadores preferidos, listos para animarlos. Algo que, sumado con el espectáculo competitivo que ofrecen, hace que muchos los consideren como el deporte del siglo XXI.
 

Deportes no lo son y quizá no lo serán nunca, pero cada vez más son las empresas y marcas que quieren invertir en ellos. De hecho, muchísimas marcas tanto endémicas como no endémicas del sector informático y de los videojuegos están invirtiendo cada vez más en los e-Sports. En el caso de Europa, podemos encontrar a marcas como Intel, RedBull, Adidas, Audi, Mercedes, Movistar, u, Orange, entre las más destacadas.
 

Sin embargo, el sector de los deportes electrónicos aún tiene muchos problemas que cubrir. Por ejemplo, los clubs tienen muchas necesidades legales que solventar. Y es que los e-Sports son un sector único a medio camino entre el club deportivo y la startup que necesita de asesores legales que conozcan tanto del sector como de derecho digital. Algo similar al que sucedería a las personas físicas vinculadas con los e-sports: jugadores, miembros del staff, streamers, creadores de contenido, casters, etc. Personas que tienen problemas para ubicar en la legalidad su actividad dentro de este sector tan complejo.

Mis Especialidades

Clubs. Un club de deportes electrónicos no deja de ser una estructura jurídica que quiere crecer tanto en lo competitivo como en lo económico. Para ello es necesario disponer de una forma jurídica, de contratos que regulen al staff y de una estructura interna sólida y capaz de captar a patrocinadores.

Jugadores. Ser un jugador profesional de deportes electrónicos conlleva muchos actos legales legales (suscripción de contratos con clubs, patrocinadores o compañías de streaming, etc.) y actos para mantener el branding personal. Todo un conjunto de actos que necesitan del soporte de un consultor legal para poderse llevar a cabo.

Patrocinadores. Invertir en los e-sports puede ser complejo sin conocer su campo legal. Firmar contratos de esponsorización con clubs o jugadores, entender las obligaciones derivadas de un streaming o exigir determinadas acciones publicitarias son algunos de los actos que necesitan del correcto asesoramiento legal para poder llevarse a cabo con garantías.