Ya disponible mi libro sobre las leyes en los deportes electrónicos

blog

reflexiones e investigación jurídica

El FIFA, una puerta de entrada a los e-Sports para los clubes de fútbol

Fifa en ESPORTS - Alex Barbarà Mix de imágenes de Unsplash. Autoría de: Pablo Charnas y Pawel Kadysz.

Fecha del post: 2 de noviembre de 2017
 
El FIFA es uno de los videojuegos de videoconsola más importantes del mundo. Una importancia que se refleja en las estadísticas de ventas donde la versión anual del FIFA, siempre se sitúa en el podio de los juegos más vendidos del año. Un ejemplo de ello son los rankings mensuales de la Asociación Española de Videojuegos, en los que suele siempre aparecer esta saga de Electronic Arts como uno de los videojuegos más vendidos del mes.
 
Ahora bien, ser el videojuego más vendido no te convierte automáticamente en uno de los mejores juegos dentro de los deportes electrónicos.. Y esto es algo que el FIFA sabe perfectamente. Mientras los videojuegos más ‘top’ dentro del sector de los esports acumulan campeonatos y seguidores, el FIFA parece relegado a ser siempre uno de los actores secundarios del panorama. Sin embargo, hay algo en lo que destaca. En los últimos meses, se han producido muchas y muy importantes inversiones para que la versión competitiva de este videojuego escale posiciones dentro del ranking de deportes electrónicos. La mayoría de estas inversiones son protagonizadas por agentes relacionados con el mundo del fútbol como pueden ser clubs, jugadores o incluso las propias ligas, los cuales han creado competiciones, equipos o centros de formación para que este videojuego crezca en seguidores y se convierta en un esport relevante. Ahora bien… ¿por qué lo hacen? ¿Qué motivación tienen todos estos agentes del deporte tradicional en invertir en un videojuego de simulación futbolística? ¿Qué esperan conseguir? Y, lo más importante, ¿realmente tienen futuro estas inversiones?
 
Por medio de este post voy a tratar de dar respuestas a estas preguntas y analizar uno de los temas de más recurrentes dentro del mundo de los electronic sports: la viabilidad del FIFA como deporte electrónico.
 

El FIFA como deporte electrónico

Fifa en ESPORTS - Alex Barbarà Fragmento de las estadísticas del FIFA 16 publicadas por su publisher EA.

Una definición básica del FIFA podría ser la siguiente: “Se trata de un videojuego de simulación jugada de partidos de fútbol en la que un jugador compite con un equipo y/o unos jugadores para vender a su rival. Sin embargo, a día de hoy y con módulos de juego como el Ultimate Team y su FUT Draft, el videojuego de la compañía californiana Electronic Arts se ha convertido en algo más que un simulador de fútbol estándar para convertirse en un videojuego mucho más completo.
 
Una jugabilidad que le ha llevado a estar un paso por delante respecto a sus competidores (en parte gracias al hecho de que fue el primero en obtener y mantener una licencia oficial de explotación de derechos de la Fédération Internationale de Football Association de quién recibe su nombre) y a convertirse en uno de los videojuegos de deporte más jugados del mundo (según los según rankings oficiales, la versión del año 2016 acumula más de 23.7 billones de minutos jugados). Sin embargo, todo ello no ha llevado al FIFA a ser considerado como uno de los mejor videojuegos dentro del sector competitivo. De hecho, las estadísticas reflejan que el FIFA está muy lejos de ser considerado como un e-sport:
 
1⃣. Según la página eSports Earnings, el TOP 10 de los mejores deportes electrónicos según ingresos generados quedaría ordenado de la siguiente forma:
 
Fifa en ESPORTS - Alex Barbarà
 
Como se puede apreciar, el videojuego de simulación futbolística de Electronic Arts ni aparece en la imagen. Para encontrarlo debemos dirigirnos a la posición número 37, donde se le reputan un total del 93.857,41 dólares estadounidenses en premios repartidos entre 47 jugadores.
 
 
2⃣. Según las últimas estadísticas de la empresa de estadística Gamoloco, en la última semana de octubre de 2017, el TOP 10 de visualización de videojuegos Twitch (principal plataforma de streaming de eventos de deportes electrónicos y partidas de jugadores) fue el siguiente:
 
Fifa en ESPORTS - Alex Barbarà
 
Como se puede apreciar la última versión de la saga, aparece en último lugar y decreciendo. Algo que se reputa, en gran parte, a la falta de competiciones y a la falta de ‘streamers’ que elaboren contenido con este videojuego (al menos, dentro de la plataforma de Twitch).
 
 
3⃣. Por último, también es destacable que, según estadísticas de eSports Earnings, los torneos de FIFA ofrecieron las siguientes cuantías de premios:
 
Fifa en ESPORTS - Alex Barbarà
 
Cantidades bastante ridículas si tenemos en cuenta las ganancias de otros títulos como Counter Strike:Global Offensive o League of Legends se acercan más a las tres o cuatro cifras.
 
En resumen, ¿qué nos dicen estas estadísticas? Básicamente que el FIFA no es un videojuego competitivo puesto que el volumen de premios (y por tanto de inventivos para que existan jugadores y clubs) y de espectadores está muy por de bajo de los que se dan en otros títulos de deportes electrónicos. Es más, se podría afirmar que, dentro del mundo de los eSports, el FIFA es un videojuego más bien residual.. Y la pregunta es…¿por qué sucede esto? ¿Por qué el FIFA no está siendo un buen título de deportes electrónicos?
 

Los problemas del FIFA como deporte electrónico

Imagen de GamingLyfe.

Tal y como muchos expertos del sector apuntan, el FIFA no es el prototipo de ‘videojuego gamer’. Dicho en otras palabras, para muchos de los seguidores de los deportes electrónicos, el FIFA es más bien un juego común, fácil e, incluso, ‘vulgar’. Un título que aún en su competitivo no es capaz de despertar esa ‘magia’ y poder de atracción que sí tienen otros títulos del sector.
 
Pero el problema no solo está con los espectadores más endémicos, sino que también se da con los usuarios más ‘casual’. Pongámonos en el siguiente dilema: es domingo por la tarde y a la misma hora juegan un Barça-Madrid de fútbol ‘real’ y la final de la Interactive World Cup FIFA. Si un aficionado al fútbol tuviese que elegir cual ver, ¿cuál sería su elección? Probablemente ver el partido ‘real’ que la competición de deportes electrónicos. ¿El motivo? Básicamente porque tendría más valor y emoción ver un partido en que puede suceder cualquier cosa (y con ello me refiero a ver algún regate, control o jugada innovadora) que ver un partido simulado. Sin hablar de los factores sociales o emocionales que puede aún puede tener ver el partido ‘real’ para ese aficionado que aún no le aporta el videojuego.
 
No obstante, la solución al dilema planteado también podría pasar por no poner al potencial aficionado en esta tesitura. Bastaría entonces con organizar las competiciones en horas o días distintos a los eventos ‘reales’ y así se evitaría el problema. Pero en este caso, el problema pasaría por hacer que el aficionado quiera ver competiciones de deportes electrónicos de su videojuego favorito. Algo que a día de hoy no está sucediendo entre otras cosas porque el propietario de la franquicia de videojuegos no se está preocupando de impulsar las competiciones de deportes electrónicos.
 
A diferencia de otros publishers de deportes electrónicos como Activision Blizzard, Riot Games o Valve cuyos videojuegos están en la cúspide de la pirámide, Electronic Arts no está haciendo nada para impulsar su título. No está ni facilitando las licencias de explotación de videojuegos, ni controlando la calidad de las competiciones que se crean, ni organizando competiciones importantes. De hecho, tal como declaraba el jugador profesional Jaime “Gravesen_1” Álvarez en una entrevista al diario Marca existe una clara falta de organización de las competiciones de FIFA que hace que se pierda poder de atracción cada año sin que EA Sports haga nada al respecto para evitarlo.
 
En resumen, estamos ante un videojuego pensado, vendido y explotado para ser jugado como una forma de entretenimiento no como un título de deportes electrónicos. Una situación que, a priori, debería alejar las inversiones por parte de cualquier interesado en hacer que el FIFA fuese un título de deportes electrónicos. Sin embargo nos encontramos en una posición totalmente opuesta. Cada día vemos más interesados en invertir dinero en la versión competitiva del FIFA. ¿A qué se debe está situación?
 

Una ola de inversiones para hacer del FIFA un eSport

Fifa en ESPORTS - Alex Barbarà

Dexerto.com. La presentación de la Virtual Football Organization (VFO), una de las grandes ligas de FIFA en España.

Sin lugar a dudas, el pasado mes de octubre fue el mes del Fifa en los deportes electrónicos. Con la puesta a la venta de la última versión de la franquicia (el FIFA 17), las ventas del videojuego volvieron a aumentar y con ellas la emoción de volver a competir en el videojuego. Una emoción que, por primera vez, Electronic Arts no quería desaprovechar.

Según declaró Peter Moore, el director de competición de EA Sports, con esta nueva versión de FIFA la saga dispondría de un nuevo modo competitivo que satisfacería las necesidades de los jugadores profesionales y espectadores”. Dicho en otras palabras, por primera vez Electronic Arts mostraba interés en convertir a el FIFA en un deporte electrónico. Algo que no pasó de largo para los grandes agentes del mundo tradicional que parecían empezar a mostrar interés en un sector al alza como el de los deportes electrónicos. Así fue como, desde el mes de octubre de 2016 ha empezado una carrera a contrarreloj de jugadores, equipos y ligas de futbol para involucrarse de una u otra forma en el sector.
 
Uno de los primeros grandes comunicados a nivel español se dio durante la celebración de la “Barcelona Games World”, un importante evento ‘gamer’ que se celebra en la ciudad condal, en el que cinco clubes de fútbol españoles de primera y segunda división anunciaban que participarían en la recién creada Virtual Football Organization (VFO), una competición donde equipos de 11 jugadores iban a competir en una liga regular de FIFA17. Estos clubes eran el Valencia CF, el Villarreal, el Sevilla FC, la Real Sociedad Fútbol, el Alavés, el Nàstic de Tarragona, el Real Avilés C.F, el Real Sporting o el Real Zaragoza.
 
Sin embargo, estos clubs españoles no hacían otra cosa que imitar la trayectoria que otros clubs de futbol europeos como el alemán Wolfsburg) o el inglés West Ham) habían seguido años atrás anunciando la creación de una sección de deportes electrónicos para competir en los escasos eventos FIFA que se celebrasen.
 
Claro que tampoco era esta la gran noticia que sucedía en el mundo del futbol tradicional en relación con los deportes electrónicos. El 13 de octubre, en una rueda de prensa liderada por su presidente Gianni Infantino, la FIFA daba a conocer el “FIFA 2.0: el futuro del fútbol“, un documento que, en palabras del propio Infantino, iba a ser el “primer plan de acción publicado en la historia de la FIFA para hacer del fútbol un deporte más grande, mejor y con más presencia mundial”. ¿Y qué incorporaba de nuevo este plan? Pues una referencia explícita a los e-Sports. Concretamente, decía lo siguiente:

La FIFA intensificará su peso en el floreciente mercado de los e-Sports, que en 2015 generó unos ingresos de aproximadamente mil millones de USD, y se esforzará por alcanzar mayores cuotas de mercado al aprovechar la popularidad del videojuego de la FIFA y de su Interactive World Cup. La administración de la FIFA configurará un equipo que deberá explorar nuevas oportunidades de negocio y elaborar la estrategia comercial que garantice a la FIFA responder con inmediatez a las nuevas tendencias y adaptarse a ellas en el sector de los e-Sports.

Una referencia que debemos acompañar de declaraciones que hizo Infantino en la presentación del documento:

“FIFA creará un equipo de personas que se encargarán de explorar y estudiar todas y cada una de las vías de negocio que tiene la industria. En una industria que prevée generar 1.000 millones en 2019, queremos que el videojuego FIFA, creado por Electronic Arts, sea uno de los títulos más importantes.

En resumen, ¡el mayor agente del mundo del futbol se empezaba a interesar por los deportes electrónicos! Una noticia que sacudió con fuerza el mundo del fútbol, especialmente europeo, haciendo que algunos clubs se plantearan una nueva estrategia en relación con los deportes electrónicos. Una estrategia que no tenía al FIFA como plan de acción principal.
 

El FIFA como experimento de futuro

Fifa en ESPORTS - Alex Barbarà Logotipos de equipos de esports que han ganado en competiciones de League of Legends.

 
En las mismas declaraciones que antes citaba, el jugador el “Gravesen_1” se quejaba del ‘postureo’ de los movimientos de las grandes franquicias de fútbol hacía los deportes electrónicos:

En la mayoría de los casos los jugadores no son de primer nivel, el salario es muy bajo según lo que he podido saber y, en definitiva, parece más una maniobra de marketing perezosa que una apuesta de futuro.

Unas declaraciones que en este caso firmaba un jugador de deportes electrónicos pero que bien podían haber sido pronunciadas por cualquier cualquier agente del FIFA competitivo español. Y es que son muchos los que opinan que si los clubs, jugadores o ligas se han aventurado en entrar en los esports no ha sido para que este crezca y mejore sino que lo han hecho para mejorar su imagen digital. Un razonamiento que legitiman en el hecho de que se haya dado mucha repercusión mediática a todos los movimientos iniciales efectuados por estos agentes, pero no tanto a la inversión concreta que estos hacían o a quienes los comandaban.
 
Y es que lo normal en estos casos es que los agentes no se ocupen de esta “sección” de deportes electrónicos de su club. Lo habitual es que sea una rama más de la sección de marketing o de comunicación (a no ser que estos directamente lo externalicen y no precisamente a un club de deportes electrónicos) que se encarga de buscar algún jugador o jugadores amateurs para que luzcan los emblemas del club/liga/jugador en una determinada liga a cambio de una poca remuneración. Una forma de actuar que mueve muy poco dinero y no ayuda demasiado en profesional la escena.
 
De ahí a que muchos agentes entiendan que los clubs no hacen otra cosa que buscar revuelo mediático utilizando un sector en alza como el de los e-Sports. Y que si optan por el FIFA es porque es un videojuego que que trata sobre fútbol (sector que dominan y sobre el que ostentan poder) y porque forma parte de un sector poco desarrollado (lo que se traduce en pocos costes y facilidad de acceso) que evita generar mucho riesgo en caso que las cosas fracasen.
 

Conclusión: el FIFA es la puerta para una futura entrada a los e-Sports.

Fifa en ESPORTS - Alex Barbarà Cartel promocional de EA para anunciar la salida del FIFA 17.

Personalmente me sumo a las opiniones del sector y creo que muchos agentes del sector del fútbol han optado por el FIFA como una puerta simple y barata para entrar en los deportes electrónicos. Pero que en ningún caso tienen la intención de hacer de esta entrada algo sólido y mucho menos duradero. Obviamente hay muchas excepciones. Clubs de deporte tradicional como el PSG, el Schalke04, el Baskonia o el Valencia C.F sí que han decidido arriesgarse más al crear equipos más sólidos en sectores más consolidados dentro del mundo e-Sport (como LOL o CS:GO). Pero aún así estos clubs han entrado con cautela y muchas veces han colaborado con empresas endémicas para posicionar su marca y no tanto buscar un hueco a nivel competitivo.
 
En definitiva, la mayoría de clubs han optado por buscar algo fácil, que no les supusiera una gran revolución mental (están jugando a fútbol, virtual pero fútbol) y con el que pudieran “sumarse al carro” de un sector en expansión. Y este “algo” ha sido el FIFA. Con competiciones un poco número de competiciones (aunque hay rumores de que pronto llegarán novedades respecto a este videojuego a nivel español), poco profesionalizadas y en su mayoría disputándose a nivel online, parece la mejor forma de “probar suerte” y ver como se desarrolla el sector. Por lo que tan solo nos queda por ver como evoluciona el FIFA, ver si gracias al impulso de EA y otros inversiones puede crecer como esport y realmente puede ser considerado como un juego competitivo al uso. Sino, me temo que muchas de estas inversiones no seguirán adelante en el sector, por muchos beneficios que esta les haya reportado.
 
 
Y hasta aquí este post sobre el FIFA y las inversiones por parte del mundo del fútbol. ¿Qué te ha parecido el post? Si quieres darme feedback sobre el tema te animo a que me contactes por correo electrónico o por alguna red social. Y, si no quieres perderte ninguno de mis futuros posts, deberías suscribirte a mi Newsletter.