Ya disponible mi libro sobre las leyes en los deportes electrónicos

blog

reflexiones e investigación jurídica

La propuesta de ley brasileña para los deportes electrónicos

Imagen del Senado Federal de Brasil en Flikr

Fecha del post: 29 de enero de 2019
 
Que se presente una propuesta de ley para regular a los deportes electrónicos ya es de por sí algo insólito, pero que su objetivo sea reconocerlos como un deporte es algo que no sucede todos los días. Y este es, precisamente, el caso de la Propuesta de ley nº383/2017 presentada en el Senado del Brasil.
 
En este post te voy a resumir cual es el contenido de esta Proposición de ley, cuales son sus objetivos y, lo más importante, qué es lo que esperan conseguir los impulsores con su aprobación.
 

Projecto de lei sobre a regulamentação da prática esportiva eletrônica

Imagen del Senador Roberto Rocha. Marcos Oliveira / Agência Senado Federal

El pasado 9 de octubre de 2017, el Senador por el Estado de Maranhão y miembro del Partido de la Socialdemocracia (hasta hace poco, el segundo partido del país) Roberto Rocha, presentó ante el Senado del Brasil el “Projeto de Lei do Senado n° 383 de 2017”. Una corta propuesta de ley de tan solo seis artículos con un claro objetivo: reconocer a los deportes electrónicos como una modalidad deportiva.
 
Según su artículo primero, la Proposición de ley buscaba regular a los “esportes eletrônicos” los cuales eran definidos de la siguiente manera:


(Art. 1º) Entende-se por esporte as atividades que, fazendo uso de artefatos eletrônicos, caracteriza a competição de dois ou mais participantes, no sistema de ascenso e descenso misto de competição, com utilização do round-robin tournament systems, o knockout systems, ou outra tecnologia similar e com a mesma finalidade.
 
Se entiende por deportes electrónicos las actividades que, haciendo uso de artefactos electrónicos, crea una competición de dos o más participantes, en un sistema de ascenso y descenso mixto, un sistema tipo “round-robin tournament”, un sistema tipo “knockout” u otra tecnología similar y con el mismo propósito.

Una definición distinta a la habitual que ponía el foco de atención al formato de la competición más que en el género de videojuegos, las finalidades de las competiciones o la presencia de equipos para su práctica (elementos todos ellos presentes en otras definiciones legislativas). No obstante, me atrevería a decir que lo más sorprendente de la Propuesta no eran sus términos sino sus objetivos.
 
Según se puede leer en el artículo 3º, la finalidad de la Propuesta es asegurar que, a nivel federal, la práctica de los deportes electrónicos por parte de los “atletas” (denominados así por el artículo nº2 de la propuesta) cumpla con todo un conjunto de requisitos:


Art. 3º.- Parágrafo único. São objetivos específicos do esporte eletrônico:
 
I – promover, fomentar e estimular a cidadania, valorizando a boa convivência humanada, por meio dessa prática esportiva;
 
II – propiciar a prática esportiva educativa, levando os jogadores e se entenderem como adversários e não como inimigos, na origem do jogo justo (fair play), para a construção de identidades, com base no respeito;
 
III – desenvolver a prática esportiva cultura, unindo, por meio de seus jogadores virtuais, povos diversos em torno de si, independentemente do credo, raça e divergência política, histórica e/ou cultural e social;
 
IV – combater a discriminação de gênero, etnias, credos e o ódio, que podem ser passados subliminarmente aos sujeitos-jogadores nos jogos;
 
V – contribuir para a melhoria da capacidade intelectual fortalecendo o raciocínio e a habilidade motora de seus praticantes.

Art. 3º.- Párrafo único. Son objetivos específicos de los deportes electrónicos:
 
I – promover, fomentar y estimular la ciudadanía, valorizando la buena convivencia humana, por medio de esta práctica deportiva;
 
II – propiciar la práctica deportiva educativa, llevando a los jugadores a entenderse como adversarios y no como enemigos, en base al juego justo (fair play), para la construcción de identidades y como base para el respeto mutuo;
 
III – desarrollar la práctica deportiva cultural, uniendo, por medio de los jugadores, pueblos diversos independientemente del credo, raza y divergencia política, histórica y / o cultural y social;
 
IV – combatir la discriminación de género, etnias, credos y el odio, que pueden ser afectar a los jugadores;
 
V – contribuir a la mejora de la capacidad intelectual fortaleciendo el razonamiento y la habilidad motriz de sus practicantes.

En resumen, con esta propuesta lo que se pretende es que toda competición de esports obedezca a unos ideales que, más allá del interés comercial y mercantil de la compañía que los posee, ayuden al avance y crecimiento de la sociedad brasileña. Dicho de otra forma, esta propuesta de ley quiere que los deportes electrónicos sean como otra modalidad deportiva del país y ayuden a aportar y consolidar valores sociales y constitucionales en la ciudadanía del Brasil.
 
Con estos objetivos, la Propuesta puede parecer algo presuntuosa y su artículo 3ª simples palabras vacías, pero nada más lejos de la realidad. Y es que al considerar que los esports sirven a unos valores “superiores” y socialmente positivos, estos podrían ser incluídos dentro del artículo 217 de la Constitución federal de Brasil de 1988 y reconocerse como una practica deportiva (no formal, según el texto constitucional) que merece ser protegida e impulsada por parte del estado federal.
 
Así pues, lo que se está efectuando con este artículo es un reconocimiento indirecto como deporte que llevaría a la aplicación de la “Lei nº9.615 de 24 de março de 1998” (también conocida como Ley Pelé) que se encarga de regular el deporte en el país. Con todo ello, la conclusión es que con la aprobación de esta Proposición de ley, los deportes electrónicos no solo serían reconocidos como un deporte sino que ganarían en seguridad jurídica al poderles aplicar la normativa deportiva.
 
Claro que, este reconocimiento no solo tendría consecuencias internas. Al imponer y proteger por ley unos valores más sociales y regularlos directamente con una legislación deportiva, también se habría hecho un movimiento estratégico de cara a un futuro reconocimiento formal de esta práctica por parte del movimiento olímpico. Al fin y al cabo, Brasil se estaría posicionando como uno de los primeros países occidentales en buscar (y, supuestamente aplicar) ideales claramente olímpicos al sector de los deportes electrónicos. Un avance importante conociendo las reiteradas reticencias del movimiento olímpico en este sentido.
 

El avance parlamentario del proyecto

Imagen del Senado Federal de Brasil en Flikr

Una vez comprendido el alcance y los objetivos de la Propuesta, mi experiencia me dice que lo más normal hubiese sido un rechazo directo de los legisladores y un camino lleno de trabas legales en su tramitación parlamentaria. Sin embargo, sorprendentemente ha sucedido todo lo contrário. Desde su presentación y aprobación para la tramitación en el Senado en setiembre de 2017, la Propuesta ha tenido un curso extremadamente normal y favorable para su aprobación.
 
Así, en primer lugar y siguiendo con los trámites parlamentarios pertinentes, el proyecto fue presentado ante la “Comissão de Ciência, Tecnologia, Inovação, Comunicação e Informática” del Senado brasileño para la elaboración de un informe jurídico y de opinión sobre los objetivos de la Propuesta. Dicho informe jurídico fue finalmente presentado por el Senador Davi Alcolumbre el 24 de abril de 2018 afirmando cosas como las siguientes:


No mérito, deve-se destacar que o PLS nº 383, de 2017, irá preencher uma importante lacuna em nossa legislação, dando visibilidade e reconhecimento a essa nova e promissora modalidade esportiva que surgiu com o desenvolvimento das tecnologias digitais e dos videogames.
 
O Marco Civil apenas abordou alguns casos genéricos de uma maneira principiológica, visto que nos virtual games o direito é silente em muitos casos.
 
En el fondo, se debe destacar que el PLS nº 383, de 2017, llenará una importante laguna en nuestra legislación, dando visibilidad y reconocimiento a esa nueva y prometedora modalidad deportiva que surgió con el desarrollo de las tecnologías digitales y de los videojuegos.
 
El Marco Civil sólo abordó algunos casos genéricos y de una manera inicial, algo esperable puesto que en los juegos virtuales el derecho no puede aplicarse en muchos casos.

Así pues, la Comisión veía con muy buenos ojos la Propuesta presentada sobre todo por el impulso económico que podía suponer para el país. Un impulso económico que, según sus propios datos, iba encaminado a convertir al Brasil en la cuarta potencia económica dentro del sector de los deportes electrónicos. Por no hablar que, con su reconocimiento como deporte, el sector gozaría de una regulación que claramente mejoraría los problemas legales a los que se enfrentaba el sector. Al menos así lo defendía el senador en el informe:


O reconhecimento do esporte eletrônico é uma realidade que se impõe, seus praticantes profissionais devem ser tratados como atletas e, assim, devem ser reconhecidos, até porque, nessa condição, são submetidos a uma rotina diária de treinos que duram horas, não raramente, superior a oito/dez horas.
 
Nesse sentido, somos favoráveis à aprovação do PLS nº 383, de 2017, que deve, contudo, ter a sua redação reformulada para melhor atender à técnica legislativa e para torná-lo mais harmônico com as disposições da Lei nº 9.615, de 24 de março de 1998, que institui normas gerais sobre o desporto.
 
El reconocimiento del deporte electrónico es una realidad que se impone, sus practicantes profesionales deben ser tratados como atletas y, por lo tanto, deben ser reconocidos, hasta porque, en esa condición, son sometidos a una rutina diaria de entrenamientos que duran horas, no raramente, superior a ocho / diez horas.
 
En este sentido, estamos a favor de la aprobación del PLS nº 383, de 2017, que debe, sin embargo, tener su redacción reformulada para atender mejor a la técnica legislativa y para hacerlo más armónica con las disposiciones de la Ley nº 9.615, de 24 de marzo de 1998, que establece normas generales sobre el deporte.

Mucho más suave fue el segundo informe jurídico presentado por el Senador José Medeiros de la “Comissão de Educação, Cultura e Esporte”. En este caso, sin entrar a valorar demasiado la propuesta, el portavoz de esta comisión senatorial tan solo exigió una pequeña modificación del texto propuesto para no contradecir los artículos constitucionales que regulaban el mundo del deporte:


Entendemos que o texto do inciso IV do art. 3º do substitutivo aprovado pela CCT (Comissão de Ciência e Tecnologia) precisa ser ajustado ao dispositivo constitucional, ficando com a seguinte redação: IV – combater o ódio, a discriminação e o preconceito contra pessoa em razão de sua etnia, raça, cor, nacionalidade, sexo ou religião;
 
Assim, entendemos que o PLS nº 383, de 2017, merece acolhida por parte desta Comissão, na forma da emenda apresentada pela CCT, com a emenda ora apresentada nesta Comissão de Educação, Cultura e Esporte.
 
Entendemos que el texto del inciso IV del art. 3º aprobado por la CCT (Comisión de Ciencia y Tecnología) debe ser ajustado al texto constitucional y debe incluir la siguiente redacción: IV – combatir el odio, la discriminación y el prejuicio contra la persona por razón de su etnia, raza, color, nacionalidad, sexo o religión;
 
Así, entendemos que la PLS nº 383, de 2017, merece acogida por parte de esta Comisión, en la forma de la enmienda presentada por la CCT, con la enmienda presentada en esta Comisión de Educación, Cultura y Deporte.

Finalizado este paso por las comisiones del senado, la Propuesta nº383 fue aprobada y ordenada para su debate parlamentario. Un debate inicialmente previsto para el pasado día 11 de diciembre de 2018 pero que se vio retrasado por motivos de agenda (según los informes, por haberse superado el tiempo de debate relacionado con otros asuntos tratados). Un retraso que terminó alargándose tras la celebración de las Elecciones Generales del pasado día 7 de octubre de 2018, las cuales trajeron consigo la sustitución de gran parte de los senadores en activo hasta aquel momento (en concreto, un 85% de sus miembros han sido renovados)
 
Así pues, hasta que el Senado no esté de nuevo constituído y en plena actividad, no se volverá a fijar una nueva fecha para el debate de la Propuesta nº383/2017. Eso sí, hay dos datos que hay que tener presentes para no perder de vista esta Propuesta. En primer lugar, al haber pasado ya por el orden del día y haber sido aprobada por distintas Comisiones, la normativa interna de la cámara obliga a continuar con su tramitación incluso con la constitución de una nueva cámara, por lo que es esperable que no se tardé mucho en fijar tal fecha. Y, en segundo lugar, el senador Roberto Rocha, persona que propuso en primer lugar la propuesta, es de los pocos senadores que se ha mantenido en el cargo tras las elecciones generales por lo que es de suponer continuará impulsando la propuesta hasta el final.
 

La CBDEL como impulsora (y redactora) del Proyecto

 

 
Tal como decía antes, tanto la tramitación como los objetivos de esta ley me han sorprendido muchísimo. Vistos los casos más cercanos (el más evidente el de Argentina) me esperaba que un texto más incoherente, con objetivos más a pequeña escala y con una tramitación compleja y llena de trabas parlamentarias (dicho todo ello, con el mayor respeto a la política y a los legisladores brasileños).
 
Sin embargo, parece que esta Propuesta nº383 es todo lo contrario a lo que yo me imaginaba. Dejando de lado la utilidad o la necesidad de la propuesta (no conozco tanto el sector brasileño como para opinar en este sentido) creo que la propuesta tiene un cierto fundamento legal, una cierta coherencia interna y, sobre todo, un apoyo institucional sin precedentes. Visto esto, y dado que suelo ser bastante escéptico ante este tipo de actitudes por parte de los legisladores, lo primero que hice fue investigar quién había realmente detrás de toda esta Propuesta. Y me terminé encontrando con una curiosa “lucha fratricida” entre dos asociaciones que pretenden controlar el sector de los deportes electrónicos en Brasil.
 
Por un lado tenemos la Associação Brasileira de Clubes de Esports(ABCDE), una asociación que quiere unificar a jugadores, clubs y organizadores de competiciones de deportes electrónicos bajo un mismo techo para protejer sus intereses. ¿La idea final de la asociación? Tal como dicen en su página web: desarrollar y consolidar la industria para que los deportes electrónicos sean reconocidos como una práctica deportiva.
 
Por otro lado tenemos a la Confederação Brasileira de Esportes Eletrônicos (CBDEL), una entidad con fuertes apoyos institucionales que pretende ejercer de federación de los deportes electrónicos cuando estos hayan devenido práctica deportiva oficial. De hecho, hasta lo que he podido llegar a conocer, es esta Confederación la que ha redactado y asesorado en la Propuesta nº383 y en otros intentos legislativos del mismo estilo que se realizaron en otros estados del país (por ejemplo, el Estado de Paraná o del Estado de São Paulo).


[Estoy a la espera de que el Sr. Daniel Cossi, presidente de la CBDEL me terminé de responder sobre el funcionamiento de la Confedereción y su papel real en la creación de la Propuesta. En un futuro no muy lejano espero poder actualizar este post con tales datos.]

En resumen, la Propuesta nº383 tiene su origen y su razón de ser en una asociación cuyo objetivo es la organización de los esports en el país. Una idea que muchos países han explorado pero que pocos han terminado de concretar. Veremos ahora hasta qué punto su influencia puede servir para la aprobación de esta curiosa Propuesta de ley 383/2017 para el reconocimiento de los esports como un deporte.
 
 
Y hasta aquí el post sobre Brasil y su interesante Proposición legislativa. Espero que os haya gustado y que sigáis atentos al blog para conocer cómo termina finalmente el proyecto. En todo caso, si quieres darme feedback sobre el tema te animo a que me contactes por correo electrónico o por alguna red social. Y, si no quieres perderte ninguno de mis futuros posts, deberías suscribirte a mi Newsletter.