Ya disponible mi libro sobre las leyes en los deportes electrónicos

blog

reflexiones e investigación jurídica

Una propuesta para regular los visados en los esports

Imagen de noelsch extraída de Pixabay

Fecha del post: 14 de octube de 2019

 
Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los jugadores profesionales de deportes electrónicos (y, en general, cualquier stakeholder del sector) radica en los problemas para desplazarse/trabajar fuera de sus fronteras de origen. Y es que si bien el sector de los esports ha sido tradicionalmente online, la popularidad de los acontecimientos y la facilidad de monetizar / vender espectáculos presenciales, han hecho de las LANs uno de los principales elementos dentro de los esports. Y no solo eso, la mayor profesionalización junto con la necesidad de subir los niveles regionales, han hecho que muchos jugadores quieran desplazarse a clubs extranjeros donde jugar.
 
Todo ello ha generado una serie de problemas relacionados con los visados. Algunos ejemplos, los encontramos en los medios: “Yoppa no obtiene el visado y no podrá jugar las semifinales de la European Masters, IEM Sydney Player Visa Issue Highlights the Esports Industry’s Recognition Problems in Australia o Indian players denied visas, will play remotely for PMCO prelims. Otros, sin embargo, se quedan en los despachos donde los clubs ven que no pueden fichar a jugadores por problemas con los visados de trabajo.
 
En resumen, los visados se han convertido en un problema legal (más) a la vida de los jugadores profesionales de deportes electrónicos. Un problema que no puede solucionarse por medio de regulaciones privadas entre stakeholders puesto que solo los estados tienen potestades para regular sus fronteras. Claro que siempre hay excepciones. Y la más paradigmática es la del mundo del deporte tradicional donde se dan facilidades a los deportistas que quieren viajar a otros países para competir. Una idea que el gobierno alemán quiere replicar en el mundo de los esports.

Una reforma normativa con un fuerte espíritu deportivo

Imagen del logotipo del Bundesministerium für Arbeit und Soziales

El pasado 20 de setiembre, el Bundesministerium für Arbeit und Soziales (el Ministerio Federal de Trabajo y Asuntos Sociales) y el Bundesministeriums des Innern (el Ministerio del interior) alemanes presentaron conjuntamente la Verordnung zur Änderung der Beschäftigungsverordnung und der Aufenthaltsverordnung o propuesta de reglamento para modificar la Verordnung über die Beschäftigung von Ausländerinnen und Ausländern (Reglamento sobre el empleo de extranjeros).
 
Este reglamento a reformar es el que se encarga de regular cómo se debe tramitar el permiso de empleo y de residencia por parte de extranjeros que quieran trabajar en Alemania. Un texto normativo que, en su artículo 22, prevé toda una serie de excepciones (llamadas “permisos especiales”) pensados para sujetos muy concretos como pueden ser los músicos, los actores, los modelos, los científicos o, el más interesante para lo que aquí nos ocupa, los deportistas y entrenadores profesionales.
 
Según el epígrafe 4 de este artículo 22 del Reglamento sobre el empleo de extranjeros, los deportistas y entrenadores profesionales se podrán someter a un régimen de visados especial siempre y cuando cumplan con una serie de requisitos. Tales requisitos son los siguientes:


4. Berufssportlerinnen und Berufssportler oder Berufstrainerinnen und Berufstrainer, deren Einsatz in deutschen Sportvereinen oder vergleichbaren am Wettkampfsport teilnehmenden sportlichen Einrichtungen vorgesehen ist, wenn sie
 
a) das 16. Lebensjahr vollendet haben,
 
b) der Verein oder die Einrichtung ein Bruttogehalt zahlt, das mindestens 50 Prozent der Beitragsbemessungsgrenze für die gesetzliche Rentenversicherung beträgt, und
 
c) der für die Sportart zuständige deutsche Spitzenverband im Einvernehmen mit dem Deutschen Olympischen Sportbund die sportliche Qualifikation als Berufssportlerin oder Berufssportler oder die fachliche Eignung als Trainerin oder Trainer bestätigt.
 
[Traducción aproximada: 4. Atletas profesionales o entrenadores profesionales cuyo empleo está previsto en clubes deportivos alemanes o instalaciones deportivas comparables que participan en deportes de competición, si
 
a) han cumplido los 16 años,
 
b) la asociación o institución le abona un salario bruto de al menos el 50 por ciento del umbral de ingresos para el régimen legal de pensiones, y
 
c) la asociación líder alemana responsable del deporte, de acuerdo con la Federación Alemana de Deportes Olímpicos, confirma la calificación atlética como atleta o la calificación profesional como entrenador o entrenador.
 
Es decir, según esta normativa, todo deportista profesional y entrenador deportivo profesional (importante esta doble inclusión) que cumpla con los requisitos del artículo 22.4 del reglamento será considerado como un “grupo especial” a nivel de inmigración, cosa que le facilitará y agilizará el proceso de obtención del visado de residencia.

Ahora bien, ¿por qué es tan interesante esta excepción? Al fin y al cabo, los esports no son considerados como un deporte en Alemania, por lo que no serían de aplicación al sector. Pues la respuesta es muy simple: el permiso especial para deportistas es la base sobre la cual se ha querido construir la propuesta alemana de visados para los esports. En concreto, la propuesta pretende incluir un nuevo epígrafe (el número 5) en el Reglamento sobre el empleo de extranjeros para que también afecte a los jugadores de los esports:


5. Personen, die eSport in Form eines Wettkampfes zwischen Personen berufsmäßig ausüben und deren Einsatz in deutschen Vereinen oder vergleichbaren an Wettkämpfen teilnehmenden Einrichtungen des eSports vorgesehen ist, wenn sie
 
a) das 16. Lebensjahr vollendet haben,
 
b) der Verein oder die Einrichtung ein Bruttogehalt zahlt, das mindestens 50 Prozent der Beitragsbemessungsgrenze für die gesetzliche Rentenversicherung beträgt, und
 
c) der für den eSport zuständige deutsche Spitzenverband die berufsmäßige Ausübung von eSport bestätigt und die ausgeübte Form des eSports von erheblicher nationaler oder internationaler Bedeutung ist.“
 
5. Personas que practican eSports profesionalmente en forma de una competencia entre personas y cuyo empleo está destinado en clubes alemanes o personas comparables que participan en participaciones de eSports, si:
 
a) han superado los 16 años de edad,
 
b) la asociación o institución le paga un salario bruto de al menos el 50 por ciento del umbral de ingresos para el régimen legal de pensiones, y
 
c) la asociación paraguas alemana responsable de los eSport confirma la práctica profesional de eSport y que la actividad ejercida es considerable importancia a nivel nacional o internacional

En resumen, con su propuesta, los dos ministerios alemanes pretenden equiparar la regulación existente para los visados de inmigración de los deportistas/entrenadores profesionales a los jugadores de esports. Eso sí, no es una equiparación 100% exacta ya que presenta bastantes matices con respecto a la original.
 

La nueva proposición alemana para los visados de los jugadores de esports

Imagen de Mando Gomez en Flikr

Para comprender exactamente el contenido de esta normativa, lo primero que debemos hacer es entender a cómo se ha justificado la misma. Así, según se puede leer en su apartado “expositivo”, los ministerios proponentes (o, para simplificar, el gobierno alemán) entienden que los esports han ganado mucha importancia a nivel internacional y nacional hecho que se ha traducido en mayores necesidades legales para los que quieren ir a Alemania a competir. Un hecho que ha sido puesto a la atención del gobierno en muchas ocasiones (la más reciente, el debate producido en el mes de septiembre en el Bundestag alemán con miembros del parlamento y distintos stakeholders alemanes de los esports – SB 19 (5) 74) pero que en pocas ocasiones se ha concretado en nada en concreto. Por todo ello, se ha querido proponer una regulación que diera una solución rápida y efectiva al sector de los esports para que (y esto lo añado yo) esta pueda seguir creciendo económicamente hablando.
 
¿Y qué se entiende por esports en esta regulación? En este caso se toma como referencia la definición de la eSportbundes Deutschland (ESBD) [organización de la que ya os hablé en su momento en el post La situación legal de los esports en Alemania] que dice lo siguiente:


Entsprechend der Definition des eSportbundes Deutschland wird eSport im Sinne dieser Regelung definiert als unmittelbarer ettkampf zwischen menschlichen Spielern unter Nutzung von geeigneten Video- und Computerspielen an verschiedenen Geräten und auf digitalen Plattformen unter festgelegten Regeln. Der Leistungsvergleich im eSport bestimmt sich aus dem Zusammenwirken einer zielgerichteten Bedienung der Eingabegeräte in direkter Reaktion auf den dargestellten Spielablauf bei gleichzeitiger taktischer Beherrschung des übergreifenden Spielgeschehens. Bezugsobjekt der Tätigkeit sind Videospiele, die in ihrem Aufbau und ihrer Wirkungsweise den Anforderungen an die Leistungsermittlung genügen, den Spielerfolg nicht überwiegend dem Zufall überlassen und einen reproduzierbaren Spielrahmen zum Vergleich der Leistung zwischen den Spielern bieten.
 
[Traducción aproximada:] De acuerdo con la definición de eSportbundes Deutschland, en el sentido de esta regulación se define como eSport toda competición directa entre jugadores humanos que, bajo unas reglas definidas, usan los videojuegos disponibles en distintas plataformas digitales y para diferentes dispositivos para desarrollarse. En los eSports, el rendimiento está determinado por una interacción voluntaria de los jugadores en los dispositivos de entrada de los juegos y en el dominio táctico de la jugabilidad general. El objeto de la actividad se basa en los videojuegos, basados en la habilidad del jugador, que no dejan el éxito del resultado al azar y que proporcionan un campo de juego reproducible para comparar el rendimiento entre los jugadores.

El hecho de que se opte por tomar la definición de la ESBD y no la de otra organización, ya nos da a entender qué peso puede tener esta asociación a nivel de regulación… Sin embargo, dejemos esto de momento a un lado y vayamos a ver qué dice exactamente esta propuesta de normativa.
 
Según la propuesta, para que los jugadores de esports (por lo tanto, los entrenadores y demás miembros del staff quedarían fuera) pueden obtener la consideración de “grupo especial” a nivel de extranjería se requieren 4 requisitos:
 
1) Que estén empleados por clubes de esports alemanes o entidades similares que participen en competiciones de esports
 
En este caso, no se especifica qué debe ser entendido por “club de esports” y, mucho menos, qué son estas “entidades similares que participen en competiciones de esports”. Sin embargo, parece bastante evidente que el uso de esta expresión está más pensada para evitar definir una única forma jurídica para los clubs de esports y que busca inclusión de toda entidad jurídica (desde una empresa hasta una asociación) cuya actividad sea la participación en actividades de deportes electrónicos.
 
2) Que tengan más de 16 años
 
En este caso, y sin conocer mucho sobre la legislación laboral alemana, entiendo que esta referencia se deriva de la necesidad de tener 16 años para poder trabajar en el país.
 
3)Que la asociación o institución pague al jugador un salario bruto de al menos el 50 por ciento del umbral de ingresos para el régimen legal de pensiones y
 
Este es el requisito sobre el que más desconozco. Entiendo que tiene algo que ver con estos tres temas: seguridad social – salario mínimo – tributación salarial. Sea como sea, me parece un criterio más que razonable, puesto que así el país se garantiza ingresos directos para todos los jugadores de esports que trabajen en el país (esto es, más riqueza para el país).
 
4) Que la asociación paraguas alemana responsable de los esports confirme la práctica profesional de un título de esports y que la forma de eSports ejercida es de considerable importancia nacional o internacional
 
Este punto es, sin duda alguna, la gran panacea para todas esas asociaciones privadas que se han creado en los últimos años y que pretenden emergerse como la “la federación nacional de los esports” en sus países. En este caso, una asociación como la ESBD es la que tiene mayores números para llevarse este poder / responsabilidad a nivel alemán. Principalmente por ser la entidad que ha participado de alguna forma en el procedimiento de redacción de la propuesta, tal como se puede ver en la nota de prensa que, el 30 de setiembre de 2019, publicó la ESBD en su página web y que tituló German Esports Federation ESBD welcomes gov’t plans to grant full esports visa to pro players. En esta la ESBD afirmaba cosas como la siguiente:


The German Esports Federation is lobbying for better visa regulations for esports athletes in Germany since 2017 and supports the German administration with all questions regarding esports related entry applications. In July 2019, the ESBD successfully supported an Indian team with their at first denied visas, to allow them to participate in an international tournament hosted in Berlin.

Sea como fuese, para poder aplicar este requisito previamente deberíamos ver algún movimiento político en relación con el reconocimiento de los esports como actividad. O, como mínimo, un otrogamiento de poder a una asociación para poder decidir qué se puede considerar como esports y qué no.
 
Dicho todo esto y a modo de resumen: en caso de darse los tres requisitos propuestos, el jugador que quisiera competir en un club alemán tendría un estatus similar al de un deportista profesional. Obviamente, es un tema que tan solo afecta a los clubs de esports alemanes que quisieran contratar a jugadores para competir (algo que, indirectamente fortalecería todas las ligas de la región). Pero que, quizá, también podría suponer un paso adelante para aquellos torneos que se organicen en Alemania y que quieran contar con la participación de jugadores extranjeros.
 

¿El futuro de esta propuesta?

Imagen de Shavart en Flikr

Pese a todo lo que he dicho hasta ahora, no debemos olvidar que se trata de una propuesta de modificación de un reglamento y que esta no ha sido aprobada. Aún le queda mucho recorrido legislativo hasta su aprobación final cosa que podría afectar mucho a su contenido final.
 
No obstante, considero que con su mera presentación, el gobierno alemán ya demuestra cuales son los planes que tiene pensados para expandir su sector de los esports. Planes que, por otro lado, van encaminados a cumplir con las promesas políticas que en su día propuso y que os conté en mi post sobre la situación legal de los esports en Alemania.
 
Ahora tocará ver cómo transcurre el procedimiento legislativo de esta modificación y cuál es la opinión pública de entidades como la DOSB, la cual ya se ha posicionado claramente en contra de este tipo de comparaciones entre “esports” y “deporte” .
 
 
Y hasta aquí el post. Espero que os haya interesado el tema y os ayude a reflexionar sobre las implicaciones de una regulación pública en los esports. Recordad que siempre podéis contactar conmigo por correo electrónico o por alguna de mis redes sociales (que están accesibles en los iconos de arriba a la derecha). Ah! Y si no quieres perderte ninguno de mis futuros posts, recuerda que puedes suscribirte a mi Newsletter.